cargando...

Conoce el tratamiento PRP (Plasma rico en plaquetas)

22 marzo , 2019 ,

En Rueber centro capilar siempre trabajamos e investigamos para estar al tanto de las últimas innovaciones. Por ello, contamos con un servicio pionero y con una demostrada eficacia según los más recientes estudios: el tratamiento PRP o de plasma rico en plaquetas. Si quieres saber de qué se trata, te lo explicamos a continuación.

¿Qué es el tratamiento PRP?

El tratamiento de plasma rico en plaquetas (PRP) es una técnica de bioestimulación capilar que utiliza los factores de crecimiento propios de la sangre del paciente para reactivar el cuero cabelludo y el crecimiento natural del cabello.

En concreto, el tratamiento PRP aprovecha el gran potencial regenerador de tejidos de las plaquetas, un avance que ya es habitual en la medicina deportiva y la traumatología. Sus resultados, eficaces y rápidos, han hecho que esta técnica se esté incorporando a otros campos como el capilar.

Para obtener el plasma rico en plaquetas, primero se extrae una pequeña cantidad de sangre del paciente. Esta sangre se somete a un proceso de centrifugado que dura 9 minutos, en los cuales se aíslan las fracciones plasmáticas o PRP que interesan y son más idóneas para el tratamiento.

Los factores de crecimiento obtenidos se insertan en las zonas del cuero cabelludo afectadas por alopecia, pérdida de volumen o afinamiento mediante micro-inyecciones. Por el procedimiento utilizado, es un proceso prácticamente indoloro y las posibles molestias pueden minimizarse gracias a la aplicación de frío o pequeñas dosis de anestesia. Inmediatamente después, se realiza una sesión de láser para potenciar los resultados.

Plasma rico en plaquetas

Al introducirse un plasma procedente del propio paciente, se evita cualquier posible efecto de rechazo del organismo, alergias o la transmisión de enfermedades. El único efecto secundario puede ser un ligero enrojecimiento inmediato que irá desapareciendo de manera natural.

Además, al ser una técnica poco invasiva, no exige un tiempo de recuperación posterior: se puede volver inmediatamente a la vida normal, simplemente se aconseja no practicar deporte intenso, aplicar calor o masajear el cuero cabelludo durante las 24 horas posteriores.

La duración de este procedimiento es de entre 30 y 60 minutos en total. Los resultados comienzan a ser visibles al mes siguiente y se van reforzando con sesiones sucesivas. Dependiendo del caso y del efecto en cada paciente, se repite el tratamiento pasados de 3 a 6 meses. Nosotros recomendamos 3 sesiones seguidas (una cada mes) y sesiones de recordatorio cada 3-4 meses, dependiendo de los resultados obtenidos.

Tratamiento PRP: ¿qué resultados tiene?

Los efectos del tratamiento de PRP son, principalmente, tres:

  • Se activa la regeneración de tejidos.
  • Se estimula la formación de ácido hialurónico, colágeno y elastina.
  • Se mejora la circulación sanguínea en los folículos pilosos.

Gracias a estos efectos, el beneficio visible más inmediato es la interrupción de la caída del cabello. Esto se ve seguido, al poco tiempo, de un primer crecimiento de nuevo pelo. Además, el aumento de la densidad, el grosor y la calidad capilar es notable según avanzan las semanas y las sesiones.

Estos resultados han sido respaldados en los últimos años por diversos estudios científicos que ratifican la eficiencia del tratamiento de plasma rico en plaquetas. Por ejemplo, dos casos recientes:

  • Un estudio de la India en 2014 mostró cómo los pacientes ganaban hasta un 30% de cabello tras cuatro sesiones.
  • En 2017, un estudio italiano corroboraba que los pacientes, hombres y mujeres, habían recuperado entre un 30% y un 40% en apenas tres meses.

¿Qué personas pueden beneficiarse del tratamiento PRP?

En principio, todas aquellas que sufren alopecia, caída excesiva de cabello, falta de volumen o bien de densidad. Tal y como indicaba el estudio realizado en Italia, es efectivo tanto en hombres como en mujeres.

Como técnica, está especialmente indicada su aplicación en las primeras fases de pérdida de cabello o bien cuando ha sido reciente, ya que su eficacia será mucho mayor y los resultados más rápidos.

No obstante, como siempre explicamos desde Rueber centro capilar, cada paciente debe realizarse un estudio y diagnóstico previo. Por ejemplo, las personas con enfermedades autoinmunes como tiroiditis o lupus no responden bien a este tipo de técnicas. Por otro lado, lo ideal es combinar el tratamiento PRP con otras técnicas anticaída, lo que también depende de cada caso y persona.

¿Crees que sufres caída del cabello? ¿Has notado una pérdida de densidad o volumen? Es probable que puedas aprovechar todo el potencial de este innovador servicio que ofrecemos en Rueber. Ponte en contacto con nosotros y lo analizaremos detenidamente para darte la mejor respuesta.