En Rueber sabemos la gran importancia que tiene la imagen personal cuando se vive un proceso oncológico. Por este motivo, en nuestro servicio integral de oncología introducimos la micropigmentación oncológica, una técnica avanzada que ayuda a recuperar la confianza y la autoestima.

¿Quieres conocer sus aplicaciones y en qué consiste? Te lo contamos en este nuevo post.

¿En qué consiste la técnica de la micropigmentación oncológica?

La micropigmentación oncológica es una técnica innovadora, segura y muy efectiva que consiste en implantar pigmentos a nivel epidérmico. Como estos se pueden ajustar exactamente a la tonalidad deseada, se crea un efecto óptico con el que se iguala el color de la piel y se recupera o mantiene la imagen previa a la enfermedad, tratamiento u operación.

A nivel estético, la micropigmentación oncológica ha supuesto un gran avance respecto a técnicas anteriores. Sin embargo, su mayor beneficio es el efecto psicológico que provoca en las personas, ya que al sentirse más cómodas con su aspecto físico recuperan la confianza y la autoestima.

Este tipo de tratamiento se aplica, principalmente, en dos áreas: la reconstrucción de las areolas mamarias, que incluye la invisibilización de las cicatrices, y la repoblación óptica tanto de cejas como de pestañas. Además, la técnica también se puede utilizar para aportar la tonalidad perdida en los labios.

Micropigmentación de las areolas mamarias

La micropigmentación oncológica aplicada a las areolas mamarias es la más extendida, ya que sus resultados son óptimos y ayuda a mitigar el golpe que produce la enfermedad y su tratamiento.

Esta intervención se realiza tras superar un cáncer de mama y haberse realizado una mastectomía. Gracias al efecto 3D que genera la micropigmentación, se puede reconstruir tanto la areola como el pezón, reproduciendo las terminaciones nerviosas y simulando su textura. Además, se camuflan las cicatrices, eliminando los últimos rastros del proceso médico.

Los resultados de la micropigmentación aplicada a las areolas mamarias resultan muy naturales, adaptándose a las necesidades de cada persona a nivel estético y médico. En este sentido, las diferentes aplicaciones de la técnica en esta zona son:

  • Areola simple
  • Areola transaerolar
  • Cicatriz de cánula
  • Cicatriz transversal
  • Color de la areola
  • Reconstrucción de areola y/o pezón
  • Reconstrucción doble mamaria

La micropigmentación es, generalmente, indolora: se realiza en zonas con baja o nula sensibilidad tras realizar los injertos. En casos de reconstrucción por expansor, en los que puede notarse cierta sensibilidad, se aplican los productos necesarios para evitar cualquier  molestia.

La recuperación, además, es bastante rápida. A lo largo de aproximadamente 15 días, debe aplicarse una pomada regeneradora sobre la piel tratada y protegerla con gasas o el tipo de vendaje que se indique en cada caso. Por lo demás, puede llevarse prácticamente una vida normal evitando tomar el sol, rayos uva o acudir a la playa o piscina.

Micropigmentación para la reconstrucción de cejas y pestañas

En esta zona, la micropigmentación se utiliza para la reconstrucción de las cejas y/o el relleno de las pestañas. Como en el caso anterior, se dibujan con una técnica en 3D, con luces y sombras, que generan un efecto óptico de volumen y textura.

La opción más recomendable es llevar a cabo esta micropigmentación antes de comenzar el proceso de quimioterapia. De esta manera, se evita el cambio físico que provoca la caída del pelo y la persona puede vivir el tratamiento con una mayor normalidad en lo relativo a su propia imagen.

Cualquier persona que vaya a recibir quimioterapia puede aprovechar los beneficios de esta técnica. Por supuesto, como siempre te decimos, es muy importante hablar de todo ello con los especialistas de cada área, para que ellos puedan valorar  cada caso de forma personalizada. Los cuidados tras la micropigmentación de pestañas y cejas solo requieren la aplicación en casa de una pomada a lo largo de, aproximadamente, una semana. Durante este tiempo,  también debe evitarse el sol, el baño en el mar o en la piscina y, además, el maquillaje.

La micropigmentación oncológica supone una gran ayuda psicológica para superar el proceso de enfrentarse a esta enfermedad.

Si necesitas información más detallada sobre este servicio, ponte en contacto con nosotros: te ayudaremos a mejorar tu imagen.

Click to access the login or register cheese