cargando...

Caída estacional en primavera: qué es y cómo preparar el cabello

19 febrero , 2019

Lo habitual es que, al leer o escuchar las palabras caída estacional, pensemos inmediatamente en el otoño. Sin embargo, al finalizar el invierno, el cabello también vive un momento de renovación. Si quieres saber qué es la caída estacional en primavera y cómo prepararte para ella, sigue leyendo.

¿Qué es la caída estacional en primavera y por qué se produce?

La caída estacional que se produce en primavera es similar a la que ocurre en otoño y se produce debido a la renovación natural del pelo. Es normal que en primavera y sobre todo en otoño, el cabello se caiga más. A este proceso se le llama efluvio estacional. El efluvio estacional no desemboca en calvicie, ya que el período de caída es corto. Durante las primeras semanas de primavera o de otoño, la cifra de cabellos que se pueden llegar a perder asciende a 100 – 150 unidades. Aunque cada persona tiene un ritmo de caída propio, se puede decir que la caída estacional en primavera tiene una duración aproximada de 2 ó 3 meses, momento en que se reduce y el cabello pasa a una nueva fase centrada en el crecimiento. El resultado de esta renovación es un volumen normal de pelo en un periodo de tres meses, por lo que si la pérdida se mantiene en estos marcos, no debe preocupar.

Sin embargo, es importante fijarse si el número de cabellos que se pierden al día supera los 150. De la misma manera, si el pelo se muestra quebradizo, el cuero cabelludo se hace visible en zonas determinadas o se ve un retroceso en las líneas de crecimiento, en todos estos casos y cuanto antes, debes ponerte en contacto con especialistas.

Cómo preparar el cabello ante la caída estacional en primavera

Desde Rueber centro capilar, además de atenderte si te surge cualquier duda o estás preocupado por una caída estacional excesiva, queremos compartir contigo algunos consejos para que tu cabello esté preparado para la llegada de la primavera.

El primer paso para un cabello sano es una buena salud a nivel general. Para ello, es importante que no descuides la alimentación durante el invierno y que no te sometas a rígidas dietas de cara a la temporada de primavera-verano.Una alimentación pobre aumenta el riesgo de una pérdida anormal de cabello. Además, bajadas drásticas de peso (5-10 kg de forma rápida), debilitan el conjunto del organismo y el pelo pierde vigor, luminosidad o fortaleza hasta caerse. Si te notas débil, puedes realizarte una analítica. Recuerda que la falta de hierro, zinc y vitaminas del grupo B puede explicar tanto la falta de energía como la caída del cabello. Complementos como Minoelements te ayudarán a combatir ambas, ya que su fórmula ha sido diseñada para reconducir la ausencia temporal de ciertos elementos y vitaminas.

Además de una alimentación correcta, capaz de suministrar toda la energía que el cabello necesita, debes dormir bien: de 8 horas cada noche.

Caída estacional del cabello. Dormir bien

Eliminar el estrés o saber controlarlo también es clave, ya que los estados de ansiedad conducen a acelerar las fases de caída.

Es conveniente reducir al máximo la utilización de secadores planchas y tintes. Aunque su utilización no produce caída estacional, sí que hacen que el cabello se debilite.

La elección del champú a utilizar tiene que ser adecuada al tipo de piel. No obstante, en esta época es bueno reforzar su hidratación y nutrición, con fórmulas capaces de dotar de energía y elasticidad.

Sin embargo, si ya has notado una primera caída y crees que es superior a lo normal, además de acudir a un especialista, apuesta por champús anticaída. Gracias a sus fórmulas, que incluyen elementos como la biotina, el cabello aumenta de volumen y grosor, combatiendo una caída anómala al usarlo de manera regular.

Masaje capilar

Incorpora los masajes del cuero cabelludo a la rutina de cuidados habitual. Algo tan sencillo como masajearlo suavemente con la yema de los dedos cada noche activa la circulación sanguínea, la llegada de nutrientes y fortalece los folículos.

Ayuda a tu salud capilar con un peeling capilar cada dos semanas o cada mes (dependiendo de tu cuero cabelludo). Como te explicamos en este post, entre sus beneficios se encuentra el frenar la caída, un crecimiento más fuerte del cabello y un aspecto más sano.

Por último, para complementar todas estas acciones, hay casos en los que es aconsejable añadir tónicos o tratamientos en ampollas. Su aplicación, al ser directa sobre el cuero cabelludo, resulta muy efectiva. Además, son muy versátiles, con fórmulas específicas para cada caso concreto.

Active 2%. Tónico antialopécico

Por ejemplo, en Rueber contamos con Active 2%, un tónico antialopécico que también estimula el aporte sanguíneo y que reactiva el bulbo piloso. De esta manera, es capaz de devolver al cabello a su fase de crecimiento o potenciar su recopilación.

Si crees que estás sufriendo una caída estacional excesiva esta primavera o que tu cabello necesita reforzarse antes de su llegada, ponte en contacto con nosotros y resolveremos todas tus dudas. Cada caso es único y lo mejor es contar con asesoramiento profesional.¡Te esperamos!