En los últimos años, el minoxidil se ha convertido en una de las soluciones más conocidas ante la alopecia androgénica, a pesar de conocerse su efectividad desde hace varias décadas. Pero, ¿qué es el minoxidil? En este post, lo analizamos y te proponemos posibles alternativas.

Minoxidil, una solución para la alopecia androgénica en hombres y mujeres

El minoxidil es un medicamento desarrollado en la década de los 50 para el tratamiento de las úlceras pépticas. Sin embargo, su primera aplicación fue en casos de hipertensión, ya que se reveló como un potente vasodilatador.Los médicos pronto comprobaron que los pacientes que tomaban minoxidil experimentaban un crecimiento del vello corporal, así como un fortalecimiento del cabello. A partir de la década de los 80, se comprueba su efectividad en este último campo, popularizándose el minoxidil como remedio ante la caída del pelo.De hecho, desde mediados de los 90, minoxidil es el único medicamento aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) para tratar la alopecia androgénica tanto en hombres como en mujeres.

Alopecia androgénica de Wikipedia Commons bajo una licencia CC BY 3.0

A pesar de ello, a día de hoy no se sabe muy bien cómo funciona el minoxidil. Tan solo está probado que alarga la fase de crecimiento del cabello y acorta la de reposo, mientras que se piensa que al ser vasodilatador favorece la circulación sanguínea en los folículos pilosos.

La aplicación más habitual de minoxidil es tópica, en soluciones del 2% o del 5%, así como en espuma al 5%. Se aplica sobre el cuero cabelludo en spray o jeringuilla y con una frecuencia de 1 ó 2 veces al día, según proporción y necesidades.

En este sentido, el gran problema del minoxidil es que, si funciona en el paciente, este deberá utilizarlo de por vida si quiere mantener el cabello: si deja de hacerlo, volverá a sufrir los efectos de la alopecia androgénica.

En 2019, comenzaron a presentarse nuevos estudios sobre la aplicación en formato de pastilla, la forma en que se aplicaba como medicamento para la hipertensión. Sin embargo, esta modalidad aún no es habitual y ha mostrado efectos secundarios como el crecimiento de abundante vello corporal.

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes del minoxidil?

La gran ventaja del minoxidil como tratamiento de la alopecia androgénica es su efectividad: se calcula que alrededor de 2 de cada 3 hombres que lo prueban tienen resultados positivos. A su vez, también es una solución exitosa en mujeres.

Sin embargo, como decíamos antes, el gran problema del minoxidil es que, si funciona, debe aplicarse cada día. Para saber si es efectivo en el caso concreto, debe esperarse en torno a cuatro meses. El minoxidil es un tratamiento seguro, pero tiene una serie de efectos secundarios, todos ellos reversibles al dejar de utilizarlo. Entre ellos, pueden aparecer en algunos casos:

  • Vello facial, aunque no se aplique en esa zona.
  • Mareos o dolores de cabeza.
  • Que el cabello se ensucie rápidamente.
  • Irritación, sequedad y descamación de cuero cabelludo.

En Rueber, podemos ofrecerte un tratamiento totalmente compatible con el minoxidil. Hidrataremos y regeneraremos tu cuero cabelludo. De esta manera, contrarrestaremos los picores y las irritaciones. Y además, al limpiar e hidratar, conseguiremos una mejor penetración del minoxidil.

En el caso de las mujeres embarazadas o lactantes, está desaconsejada la aplicación del minoxidil. Si se está utilizando, tendrá que detenerse durante estos periodos.

Por último, como hemos comentado, minoxidil solo es apto en los casos de alopecia androgénica: no tendrá efectos en otras patologías ni tampoco en tejido cicatrizal.

Alternativas a minoxidil en Rueber centro capilar

Como has podido comprobar a lo largo del post, el tratamiento con minoxidil es una opción efectiva, pero que requiere constancia de por vida y puede generar una serie de efectos adversos. De la misma manera, no te servirá si tu caída de cabello no responde a una alopecia androgénica.

Minoxidil solo es efectivo si sufres una alopecia androgénica.

En Rueber, podemos ofrecerte gran variedad de alternativas al minoxidil para tratar tu problema capilar. Por un lado, una de las soluciones más populares en la actualidad: el injerto o trasplante capilar, analizando el caso y llevándolo a cabo de la mano de profesionales especializados.

Y por otro lado, toda una serie de opciones que te explicamos hace unas semanas: las prótesis capilares – sistemas de recuperación capilar indetectables- , el Volumater – para casos de poca densidad de cabello o cabello muy fino- o las pelucas – una solución inmediata que en nuestro centro personalizamos al máximo en cada persona- .

¿Necesitas más información y quieres que estudiemos en profundidad tu caso? ¡Ponte en contacto con nosotros!

 

En Rueber, podemos ofrecerte gran variedad de alternativas al minoxidil para tratar tu problema capilar. Consúltanos sin compromiso y te aconsejaremos la mejor solución.

Click to access the login or register cheese
Abrir chat
Powered by